Cada vez es más frecuente oir hablar de olivares ecológicos (usando la palabra orgánico en el mundo anglosajón o bío en el francófono) como una “nueva” forma de gestión frente al uso convencional. Pero, ¿cuál es la diferencia entre estos?

olivar-ecologicoLa agricultura se ha ido desarrollando a lo largo de la historia buscando una mayor productividad, resistencia de las cosechas a plagas o inclemencias del tiempo y finalmente un mayor beneficio para el productor, incluso a costa de un deterioro medioambiental o social. Para ello se ha puesto a servicio de esta los avances tecnológicos, así como los aportes extras de nutrientes, siendo en el último siglo los de origen petroquímico los más rentables en su aplicación. Para evitar la competencia por esos nutrientes con otras plantas se empezó a usar herbicidas específicos, que eliminaban la hierba bajo el árbol, lo que al mismo tiempo facilita la labor de la recolección. Por último, se usan pesticidas, que buscan eliminar las posibles plagas que se pueden desarrollar en todo cultivo intensivo.

Frente a este modelo de producción se desarrolla la filosofía de cultivo ecológico, se busca un equilibrio del olivar como ecosistema que es, reduciendo los aportes en nutrientes externos y en caso de que se produzcan siempre han de tener un origen orgánico (restos vegetales de poda, restos de animales, estiércol, guano…). Al mismo tiempo se eliminan el uso de pesticidas y herbicidas de origen petroquímico, usando en su lugar acciones mecánicas (siega, labranza, pastoreo.) y en cuanto a la lucha contra plagas animales se opta por depredadores naturales de dichas plagas, trampas de feromonas o cualquier otro medio no agresivo con el medio ambiente.

Todas estas gestiones redundan en el propio olivar y en su producto final, la aceituna o el aceite, al eliminar con toda seguridad cualquier producto contaminante, al tiempo que lo hace en el medio ambiente en general, asegurando una mejor gestión de los recursos, acuíferos, fauna local, diversidad ecológica, pérdida del suelo, entre otras muchas ventajas.

Pero aparte del modo de uso y materiales usados, también hay un componente social, el principio de la ecología busca no solo una mejor calidad del producto generado y un respeto al medio ambiente en general sino que redunde en la sociedad que lo produce, fomentando modos de vida tradicionales y que el beneficio total redunde en la zona.

Pero, ¿cuál es la idea final de un olivar ecológico?

La respuesta es simple: El equilibrio.

Se parte de la idea que el olivar es en sí un ecosistema, un bosque y como tal no ha de ser difícil que se mantenga por sus propios medios, con la mínima intervención humana externa. Todo parte del suelo, con medidas de uso correctas como manejar adecuadamente la hierba se evitará pérdida de suelo por lluvias y escorrentía lo que evitará la perdida de la capa superficial, más rica en nutrientes. Por otro lado si bien estas hierbas pueden competir por el agua y nutrientes con las olivas, también contribuyen a la generación de materia orgánica, así como a la fijación de nitrógeno atmosférico (mediante el uso adecuado de determinadas especies), e incluso aumentan la cantidad de agua en el suelo, ya que evitan escorrentías y una vez filtrada el agua, retardan la evaporación del suelo.

Al mismo tiempo al aumentar el número de variedad de plantas lo hace el número de refugio y posibilidad de variedad de alimento para insectos, apareciendo depredadores naturales de las especies que causan plagas.

Todas estas acciones generan además la aparición de otras especies, animales y vegetales, que si bien puede que no influyan en el cultivo, si que generan un impacto ambiental, de paisaje y del ecosistema en positivo.

Con todo esto se busca que el olivar sea autosuficiente, en la medida de lo posible y que el aporte externo al ciclo de la materia sea mínimo.

En definitiva, el olivar ecológico no es una NO acción sobre el trabajo del olivar, más bien al contrario consiste en una actuación en su gestión más sensata, orientada y respetuosa con el medio ambiente.

Carlos Morcillo.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para más información pinche en el siguiente enlace política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies